Té Blanco

Como el té negro y el té verde, el té blanco también deriva de la planta Camellia sinensis. Debido a esto, el té blanco comparte muchas de las mismas propiedades químicas y efectos a la salud del té. La particular cantidad de compuestos polifenolicos presentes en las variedades de té, desde un tipo de té blanco a otro, frecuentemente se superponen con los encontrados en el té verde. Esto se debe a la variación entre las cepas de Camellia sinensis, y también a el proceso de preparación de la misma.8​ Se ha demostrado que estos compuestos protegen al cuerpo contra ciertos tipos de cáncer in vitro e in vivo.9​

Mejora la función cardiovascular

Las catequinas, un grupo de Polifenoles Antioxidantes encontrados en el té blanco, se ha probado que reducen el colesterol, reducen la presión sanguínea, y mejoran las funciones de venas y arterias, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares.10​

Antibacterianas y antivirales

El té blanco ha mostrado protección de animales contra ciertas bacterias patógenas, como la Salmonella tryphimurium.11​ Los antioxidantes presentes en el té blanco pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunitario, particularmente en animales y humanos inmunocomprometidos.12​

Té Blanco

11,00 €Precio